Día de la Tierra: el medioambiente durante el COVID-19

Tendencias / Sostenibilidad
Malte Mueller
1138909650
Rebecca Swift
abr. 21, 2020
Hasta antes del COVID, habíamos visto un aumento en el interés y uso de imágenes relacionadas con temas medioambientales y también estábamos viendo tendencias en torno a la sostenibilidad en todos los sectores con los que trabajamos. La investigación de Getty Images Visual GPS, finalizada en Febrero, indicaba que el 92 % de los consumidores de 26 países estaban preocupados por la forma en la que tratamos al planeta, y un 85 % por la contaminación del aire.

Mientras la narrativa del cambio climático nos mostraba incendios, inundaciones y calentamiento global, la visualización corporativa de los problemas medioambientales ponía el foco en imágenes de estilos de vida y negocios en clave de lo cotidiano, con vasos de café, botellas de agua y bolsas de compra reutilizables. Podemos decir que existía una conexión visual entre el cuidado del medioambiente y las elecciones personales que hacemos en nuestro día a día; en la importancia de lo conveniente frente a lo cómodo.

La crisis medioambiental de 2006, avivada por Una verdad incómoda de Al Gore y por la perdurable imagen de los osos polares en pedazos de hielo a punto de derretirse, se desvaneció cuando la crisis de 2008 golpeó la economía y abrió el telón de la recesión. Y no volvimos a ver tendencias de imágenes similares, con el foco puesto en la fragilidad del planeta, hasta los últimos 18 meses. Esto nos lleva a hacernos una pregunta: ¿qué pasará con las preocupaciones medioambientales en la crisis del COVID‑19? ¿Se desvanecerán también?
Hasta la fecha, si bien la mayoría de nosotros estamos centrados en la nueva normalidad y los asuntos financieros urgentes, los habitantes de zonas urbanas, especialmente, han ido descubriendo que el medioambiente está íntima e inmediatamente ligado a nuestra manera de vivir.

En muy poco tiempo, hemos comprendido de manera directa nuestro impacto en el planeta. Los canales de Venecia se han aclarado y han vuelto los peces a sus aguas, los niveles de óxido de nitrógeno en China son un tercio menor de lo que eran el año pasado, la vida salvaje se ha aventurado en entornos urbanizados y, en una semana, los niveles de monóxido de carbono se redujeron a la mitad en la ciudad de Nueva York. Esto está comenzando a visualizarse y probablemente, una vez que se levanten las restricciones, hará que reconsideremos la conveniencia y el costo de la forma en la que nos desplazamos en el día a día y de los viajes de negocios. En este sentido, también hemos descubierto que la vida con el centro de operaciones en casa puede ser una alternativa personal realmente sostenible.
En Getty Images, “sostenibilidad” (con un 142 % de incremento desde el año pasado) y “vida sostenible” (con más de un 201 %) son tendencia respecto al comportamiento de búsqueda actual. Si bien, generalmente, vemos aumentos en el interés por el medioambiente cuando la economía crece y que ese interés decae a medida que la economía se contrae, en este caso, el medioambiente se ha vinculado inextricablemente al bienestar durante la crisis del COVID‑19. Los gobiernos de todo el mundo han creado una estrecha vinculación entre el hecho de cuidarnos a nosotros mismos y a nuestras familias y ejercitarse de alguna manera al aire libre. Nuestra gimnasia diaria está relacionada con correr, caminar o montar en bici fuera de casa. Mostrar a personas solteras, parejas y familias al aire libre pero sin socializar con otros es clave para sintonizar con la realidad actual de los consumidores, y por ello hemos visto un aumento masivo del 766 % en las búsquedas relacionadas con personas en el medioambiente o personas y medioambiente. Esperamos que el interés y aspiraciones que despierta el medioambiente sigan al alza y, por tanto, también aumente la visualización de ese deseo creciente de movernos libremente por parajes y espacios despoblados. Curiosamente, las compañías de viajes, duramente golpeadas por la crisis del COVID‑19, ya se han centrado en crear imágenes de paisajes atractivos en las que aparecen muchas menos personas que antes.

A medida que avanzamos en la novedad de documentar lo que supone la “nueva” vida en casa (incluyendo las nuevas manera de trabajar y los altibajos de la convivencia), las imágenes se alejarán de lo que nos atasca o bloquea para hacer foco en lo que nos gusta. Actualmente, en muchas partes del mundo, nuestra porción de aire libre se reduce a una asignación diaria, pero esto se irá abriendo y la reconexión con la naturaleza se reforzará. Al fin y al cabo, la inspiración y tranquilidad que nos proporcionan las experiencias al aire libre son muy agradables (y además gratuitas).
Visual GPS: Sostenibilidad