Adiós a los vasos desechables

Tendencias / Sostenibilidad
Plume Creative
1061417604
Rebecca Rom-Frank
ene. 28, 2020
El clima está cambiando, y con él nuestra forma de beber.

Introduce en tu buscador botellas de agua reutilizables, vasos de café reutilizables y pajitas de metal. Verás que los hay de todas las formas, tamaños, colores y materiales, desde cristal transparente a aluminio naranja. Y es que a medida que los consumidores se involucran y preocupan más por la sostenibilidad ambiental, también demandan que las marcas adopten una postura clara al respecto. Como resultado de todo ello, los vasos reutilizables están comenzando a aparecer en nuestras imágenes de estilo de vida más vendidas.

Los vasitos de café desechables y las botellas de agua de plástico son emblemas de un estilo de vida activo, pero las alternativas que representan la filosofía desperdicios cero han evolucionado hasta convertirse en un símbolo aspiracional de responsabilidad medioambiental. Los participantes del reality Love Island se hidratan con botellas de agua reutilizables personalizadas, y el HydroFlask (botella con propiedades para mantener la temperatura) es un accesorio indispensable de cualquier chica VSCO de la Generación Z. La actriz Jennifer Garner toma café por Hollywood con una KeepCup (taza reutilizable), y la congresista Alexandria Ocasio‑Cortez apareció en Instagram con su pequeño termo. Con este tipo de personajes populares de alto relieve marcando tendencia, los vasos, tazas y recipientes reutilizables se están generalizando.
Lo dicen los datos, en Getty Images las búsquedas de “tazas de café reutilizables” se han disparado un 479% respecto al año pasado. “Los vasos reutilizables” crecieron un 281%; las “pajitas de metal” un 206%; y las “botellas de agua reutilizables” un 155%. Con el auge y aumento del activismo climático, solo se puede esperar que la demanda de imágenes relativas al desperdicio cero siga en aumento.

Muchas compañías ya están transitando hacia prácticas de negocios sostenibles, especialmente en la industria de las bebidas. Startups como Coffee Cup Collective, en Boston, están probando soluciones a nivel regional, y, este año, el tostador de tercera ola BlueBottle está poniendo a prueba un programa de tazas compartidas en dos de sus tiendas de San Francisco. Cadenas más grandes como Starbucks y Peet's ofrecen descuentos de 10 céntimos a los clientes que lleven sus propias tazas rellenables a los establecimientos. Todo ello nos lleva a una reflexión: la capacidad de una empresa para cerrar el círculo y adoptar un modelo de economía circular se está volviendo cada vez más crucial, y las marcas que lo logren, evidentemente, querrán mostrarlo en su publicidad.
Los vasos, tazas y botellas de agua para llevar reutilizables pueden transmitir visualmente que una marca está comprometida con la sostenibilidad.
Si bien, a nivel individual, reducir la contaminación de los vasos desechables puede parecer una gota de agua en el océano, muy pronto, en muchos lugares, los consumidores no tendrán otra opción. Las pajitas de plástico ya están prohibidas en algunas de las principales ciudades de EE. UU., como Washington D.C. y Seattle, y desde abril de 2020 se prohibieron en Inglaterra. Además, toda la Unión Europea le dirá adiós a ciertos tipos de plástico de un solo uso en 2021. Reciclar es caro, requiere mucho trabajo y no siempre se lleva a cabo cuando se supone que debería hacerse. Después de todo, la única forma de estar 100% seguros de que un vaso es reutilizable es… reutilizarlo.

Eliminar los plásticos de un solo uso es una meta global en todo el mundo, y las imágenes necesitan reflejar esto para seguir siendo vigentes y actuales. Las imágenes con detalles como vasos para llevar, botellas de agua y pajitas reutilizables pueden transmitir el compromiso de una marca con la sostenibilidad y modelar un futuro más limpio y ecológico.
Volver a la naturaleza