El crecimiento del fútbol femenino en Latinoamérica

Tendencias / Realidad
Thomas Barwick
1138861467
Federico Roales
jul. 20, 2021
Estamos asistiendo a un cambio cultural en Latinoamérica. En los últimos tres años, el interés por el fútbol femenino ha crecido a pasos agigantados, dejando atrás casi un siglo de barreras, prohibiciones y falta de financiación.

Este cambio de paradigma no solo aplica al fútbol femenino, sino a todos los deportes femeninos, y es una muestra tangible de la creciente demanda de igualdad de género por parte de toda la sociedad. Para potenciar y celebrar esta nueva era, las mujeres, que una vez fueron excluidas del campo, necesitan ser representadas visualmente jugando al fútbol y sintiendo la camiseta.
En los países latinoamericanos, el fútbol ha sido visto tradicionalmente como un deporte masculino. Ciertas actitudes y políticas discriminatorias abiertas que nos escandalizarían ahora, alguna vez fueron un lugar común. Por ejemplo, en Brasil hubo una Ordenanza Pública hasta 1979 que prohibía la práctica del fútbol para mujeres, ya que estaba considerada como no adecuada para el cuerpo femenino. En “Futbolera: Historia de la mujer y el deporte en América Latina”, los autores sostienen que las mujeres fueron más excluidas del fútbol cuando el deporte se convirtió en algo central en lo que se describe como una “identidad nacional viril”.

Hoy, esos tipos de prejuicios son impensables, especialmente al ritmo que cambian las actitudes de los consumidores. Como muestra nuestra investigación Visual GPS de 2021, las personas en los países de Latinoamérica están ahora altamente comprometidas en combatir los prejuicios cuando y donde sea (Brasil un 71%, México 67% y Argentina 60%).
En los últimos cinco años, los movimientos feministas (incluyendo “Ni Una Menos”) han ido cambiando lentamente las actitudes públicas, transformando nuestra comprensión del papel del género e impulsando la necesidad de igualdad en Latinoamérica. Esto también ha tenido impacto en el fútbol femenino, donde estamos empezando a ver importantes avances en el nivel de profesionalización, inclusión, interés de los fans y asistencia a los partidos.

En el Estadio Universitario de Monterrey, México, en noviembre de 2019, se rompió el récord de asistencia de un partido de fútbol femenino en Latinoamérica. Durante el mismo año, Argentina batió el récord de audiencia para un partido de selecciones femeninas durante la Copa del Mundo. Además, la reciente Copa Libertadores Femenina de 2021 superó las 700.000 interacciones en redes sociales. Este interés creciente y tangible alcanzará cotas superiores cuando acabe la pandemia. Los consumidores latinoamericanos están definitivamente dispuestos a involucrarse en el fútbol femenino.
¿Y qué pasa con las marcas? A raíz del boom del fútbol femenino, las marcas globales comenzaron a hacer visibles las barreras que las mujeres han tenido (y todavía tienen) que superar para jugar al fútbol. Y los consumidores quieren más de esto: buscan marcas que tengan un punto de vista transparente sobre las cuestiones sociales. Los datos de nuestra investigación Visual GPS señalan que el 34% de los consumidores dicen que en los dos últimos años han comenzado a comprar alguna marca que apoye una causa en la que creen.

Sin embargo, este crecimiento en el fútbol femenino no se refleja visualmente: solo el 3% del contenido visual más popular de fútbol en Getty Images realmente mostraba a mujeres jugando al fútbol, mientras que las búsquedas de clientes para este tema eran casi insignificantes. Promover la inclusión del fútbol femenino vale la pena y tiene mucho sentido para las marcas, pero es importante que se visualice de manera adecuada: cuando promuevas escenas de fútbol (incluso si ocupan un pequeño lugar en tu narración), piensa en la representación de género y la inclusión.
Cuando promuevas el fútbol (incluso si solo ocupa una pequeña parte de la historia), piensa en la representación de género y la inclusión.
Tips visuales: representación del fútbol femenino

  • Incluye imágenes auténticas que desafíen los clichés de género y representen la realidad. Cuando sea posible, muestra a jugadoras reales en vez de modelos.

  • Haz foco en el poder, habilidades y ambiciones de las jugadoras en vez de en su apariencia, para evitar así la sexualización.

  • Muestra los escenarios reales urbanos de Latinoamérica en donde las mujeres crecen y empiezan a jugar al fútbol. Piensa en mostrar fútbol callejero o campos improvisados, a veces con condiciones adversas.

Ampliando la lente de las historias transgénero