Abstract Aerial Art, fotógrafos

En Foco / Creativos Destacados
Abstract Aerial Art
1166844577
Richard Newstead
oct. 31, 2019
El equipo creativo de Getty Images siempre está a la búsqueda de creadores de imágenes únicos que sean capaces de ofrecer una visión original a la hora de comunicar ideas comerciales. Algo que cumplen con creces los fotógrafos británicos y a la postre hermanos que conforman Abstract Aerial Art, un tándem que mira el mundo desde arriba con un punto de vista inusual y absolutamente maravilloso. Richard Newstead, responsable de contenido de Getty Images, habló con ellos sobre su proceso de creación, su especialización en drones y sus fotos más memorables.
Nuestra máxima inspiración proviene del planeta y de todo lo que podemos encontrar en él.
[Richard Newstead]: ¿Qué fue lo que os impulsó a situaros sobre las cosas para capturarlas de esa forma tan particular?
[Abstract Aerial Art]: Digamos que nos enganchamos a primera vista, porque en cuanto comenzamos a volar nuestro dron, nos quedamos impresionados por lo inusual que parecía todo desde arriba, incluso las cosas más sencillas. Los objetos, estructuras y paisajes que a ras de tierra tenían un aire corriente, adquirieron un carácter completamente nuevo desde las alturas. En incontables ocasiones hemos descubierto que lo que puede ser decepcionante desde el suelo cobra un increíble interés con una perspectiva aérea.

[RN]: Vuestro trabajo es muy gráfico. ¿Tenéis algún artista especial que os haya servido como referencia?
[AAA]: La verdad es que siempre hemos tratado de seguir nuestro propio camino y, en este sentido, nuestra máxima inspiración proviene del planeta y de todo lo que podemos encontrar en él. Las primeras imágenes que hicimos recuerdan un poco al arte abstracto, por lo que es justo decir que ese movimiento artístico ha tenido algún influjo en nuestro trabajo.

[RN]: ¿Cuál sería vuestra imagen favorita, si tuvierais que escoger una?
[AAA]: Eso es algo difícil de responder, porque somos bastante críticos con nuestro trabajo. Pero si tuviéramos que elegir una, probablemente sería una que titulamos ‘The Devils Playground’ (Patio del diablo). Y lo haríamos porque resume bien lo que es Abstract Aerial Art: que no va de dar respuestas sobre el mundo, sino de mostrar lo extraño y maravilloso que puede ser desde arriba.



[RN]: ¿Qué hacéis para mantener las ganas en vuestro día a día y seguir progresando? ¿Buscáis inspiración en revistas o sitios web?
[AAA]: Tenemos la suerte de que nos encanta nuestro trabajo, por lo que cada día tiene algo emocionante, tanto si realizamos las actividades cotidianas del negocio, probamos nuevas técnicas, buscamos localizaciones o planificamos la próxima aventura. En fin, siempre estamos haciendo o preparando cosas. Y sí, por supuesto que seguimos las revistas, las noticias y las redes sociales diariamente, entre otras cosas porque nos gusta ver qué están creando otros artistas y fotógrafos, pero como señalamos antes, tratamos de hacer nuestro propio camino sin guiarnos por influencias. Ese compromiso es lo que nos mantiene inspirados y siempre con ganas de seguir avanzando.

[RN]: ¿Hay algún lugar que desde el aire no haya resultado tal como esperabais?
[AAA]: Sí claro, es algo que sucede de vez en cuando, y digamos que es un efecto secundario del uso de imágenes por satélite para explorar localizaciones. Desafortunadamente, hasta la fecha, la imágenes por satélite en tiempo real solo están disponibles para una minoría, y las apps democráticas (para todos los públicos), como Google Earth, tienen sus riesgos. En la mayoría de los casos, uno encuentra en la localización lo que ve en Google Earth, pero eso no quita que a veces sea un tanto decepcionante respecto a lo que hayas imaginado. Nosotros lo hemos experimentado en más de una ocasión y es frustrante, pero como suele decirse, a veces se gana y otras se pierde.

[RN]: ¿Cuál es la imagen más complicada que habéis tratado de capturar?
[AAA]: La foto más difícil fue probablemente una en la que no utilizamos el dron. Mientras conducíamos por Australia durante una de las muchas tormentas de lluvia que íbamos encontrando en el camino, un rayo cayó sobre los arbustos que nos rodeaban y fue como si encendiera una mecha. En apenas un instante, nos encontramos en el centro de un incendio forestal. Y pecando de inconsciencia frente al peligro que corríamos, no pudimos resistirnos a capturar a la madre naturaleza en plena acción, así que sacamos y configuramos la cámara en tiempo récord y empezamos a fotografiar la escena. Cinco terroríficos minutos más tarde, teníamos una serie de imágenes del incendio, con rayo incluido, y corríamos hacia nuestro automóvil para no ser engullidos por las llamas. Echando la vista atrás, quizá fue una de la cosas más estúpidas que hemos hecho, aunque también fue una oportunidad única de capturar algo que muy poca gente puede presenciar, así que a pesar del peligro, en ese momento, pensamos que valía la pena correr el riesgo.
Para encontrar los lugares que nos inspiran dedicamos muchas horas de investigación.
[RN]: ¿De dónde sacáis la inspiración para dar con esos lugares que fotografiáis?
[AAA]: Para encontrar los lugares que nos inspiran dedicamos muchas horas de investigación. Y te diría que casi todas las imágenes que hemos sacado son producto de nuestros métodos de búsqueda y análisis. Solo en ocasiones contadas nos hemos topado con algo interesante por accidente y hemos sacado nuestras cámaras.
Y puntualizo: cuando hablamos de nuestro método de investigación, nos referimos al uso de aplicaciones por satélite para buscar cosas que queremos fotografiar. Una vez que las encontramos, hacemos un pantallazo, guardamos las coordenadas de la localización y las agendamos para una futura sesión. Gracias a apps como Google Earth, todo el planeta es visible desde una perspectiva aérea. Y como fotógrafos de drones, no te puedes imaginar lo útil que es.

[RN]: Vosotros sois auténticos maestros en vuestro campo. ¿Hay otros fotógrafos de drones que os sirvan de inspiración?
[AAA]: Muchas gracias por tu afirmación. Nos encanta escuchar eso. Respecto a tu pregunta, nosotros tratamos de hacer las cosas a nuestra manera y no dejarnos influir por el trabajo de otros. Dicho esto, tenemos una larga lista de fotógrafos, tanto aéreos como tradicionales, a los que admiramos y que nos suelen dejar con los ojos muy abiertos. Te diré tres a los vale mucho la pena seguir en Instagram: @airpixels, @spathumpa@dominicliam.

[RN]: ¿Cómo surgió la idea de usar drones en vuestro trabajo?
[AAA]: Todo surgió en un viaje que realizábamos por el interior de Australia. Una noche, después de tomar algo en un pub, pensamos que sería genial comprar un dron para capturar todas esas increíbles vistas que nos habíamos encontrado en nuestro camino. Lo curioso es que al día siguiente, con la cabeza más clara, aún seguíamos con la misma idea. Entonces no teníamos la más mínima idea sobre drones; nunca habíamos visto uno de cerca, así que ya ni te cuento pilotarlos.
Pues bien, así y todo, nos pusimos a los mandos de uno, y de regreso al desierto australiano comenzamos a hacer algunas fotos del paisaje. Ahora, si miramos esas primeras imágenes con retrospectiva, nos damos cuenta de que esos trabajos recuerdan de alguna manera al arte abstracto, y por tanto podemos decir que fue en ese momento cuando nació Abstract Aerial Art.

[RN]: ¿De qué parte de vuestro trabajo nunca se habla?
[AAA]: De que viajar no es tan glamouroso como se suele pensar. A nosotros nos encanta lo que hacemos y no lo cambiaríamos por nada, pero está muy lejos de estar de vacaciones permanentes, como más de uno nos ha insinuado. Hay un gran esfuerzo detrás de todo lo que hacemos, y eso muchas veces se pasa por alto.



[RN]: ¿Habéis pasado miedo en algún momento volando vuestro dron?
[AAA]: El año pasado estuvimos volando en los Dolomitas, Italia, y sin previo aviso, el dron comenzó a comportarse de manera muy errática, casi como si estuviera tomando sus propias decisiones. El aparato se volvió prácticamente ingobernable y, claro, eso te crea mucha tensión porque no sabes qué va a pasar o dónde va a caer. El problema se debió a un fallo de un componente interno por exceso de uso; una avería que no dio señales previas y que era imposible de predecir. Finalmente esa experiencia nos sirvió para extremar las revisiones del dron antes de cada vuelo y también para ser conscientes de que, aún así, siempre hay que estar preparados para lo inesperado.

[RN]: ¿Cuál es la app que más usáis?
[AAA]: Google Earth, claro. La investigación es una de las partes más importantes de lo que hacemos y Google Earth, en ese sentido, es como una compañera de trabajo.

[RN]: ¿Qué proyectos estáis planificando para el futuro inmediato?
[AAA]: Pues tenemos planificado ir a América para fotografiar los colores del otoño. Es algo que siempre hemos querido hacer, y pronto tomará forma. ¡Solo nos queda encontrar el momento adecuado!
Otro proyecto que tenemos entre manos es el de capturar un lago de lava. Pero aún está en una fase muy inicial por las complicaciones que conlleva. Y es que como suele decirse, una cosa es desear hacer algo y otra hacerla.

[RN]: ¿Podéis dar algún consejo o truco para los que se quieran iniciar en los drones?
[AAA]: El mejor consejo que podemos dar a cualquier futuro piloto de drones es que haga hincapié en la investigación. Los métodos que hemos contado en esta entrevista creo que pueden ser muy útiles para los que están interesados en la fotografía aérea.
Sin embargo, quizá el consejo más importante para los fotógrafos de drones en ciernes es que sean siempre ellos mismos, que no basen sus trabajos en tratar de captar el mayor número de ‘likes’ en las redes sociales. Y también les diría que desplieguen sus alas y salgan a explorar, porque a pesar de que ya conocemos mucho del mundo, desde arriba hay cosas hermosas que descubrir.
Klaus Vedfelt, fotógrafo