Turistas versus viajeros

Tendencias / Bienestar
MStudioImages
1069737450
Andrea Kwamya
ene. 29, 2019

En los últimos años, las campañas publicitarias de viajes han inspirado planes vacacionales fuera de lo común. Y esto no ha sido por accidente. Hoy más que nunca somos ciudadanos de un planeta globalizado, donde las distancias ya no son lo que eran; nos desplazamos por el mundo por cuestiones de trabajo y hasta somos capaces de mantener relaciones a distancia con personas que están en otros países o continentes. El profesional medio, incluso, se puede permitir visitar un fin de semana a un ser querido al otro lado del Atlántico y estar de vuelta el lunes en su oficina.  Además, la tendencia ‘bleisure’, (de business y leisure / negocios y ocio) no ha dejado de crecer de la mano de los millenials, una generación con conciencia social y financiera que suele aprovechar sus viajes de trabajo para explorar por su cuenta. Y como viajamos muy a menudo, y además solemos repetir lugar, cuando llegamos a destino nos gusta sentirnos como en casa y tener una conexión familiar. Este tipo de viajeros se ven más como visitantes habituales que como turistas al uso.


Y como viajamos muy a menudo, y además solemos repetir lugar, cuando llegamos a destino nos gusta sentirnos como en casa y tener una conexión familiar.

En el pasado, la facilidad para viajar, la comodidad de los hoteles y las atracciones de los tours operadores garantizaban la clientela. Sin embargo ahora, en lugar de guiarse por los agentes de viajes y las tópicas atracciones turísticas locales, los viajeros contemporáneos utilizan la tecnología para inspirarse y encontrar los tesoros escondidos de un país, convirtiendo su viaje en una experiencia única y personal. En la era de las redes sociales, donde se comparte todo, las opiniones sobre destinos pueden ayudar a los viajeros a encontrar autenticas que joyas que de otra manera habrían pasado por alto; navegando un poquito nos podemos enterar de qué locales son seguros o de si vale la pena pagar la entrada para un mirador o es mejor acercarse a una colina próxima y disfrutar de la misma vista gratis. Como resultado de todo esto, las imágenes de viajes cada vez están menos controladas por las compañías del sector turístico y cada vez más por viajeros que exploran los destinos a su aire, más allá de los caminos de siempre.

La realidad es que la inspiración viajera en la actualidad proviene de sitios como Instagram, Trip Advisor y Foursquare. Y resulta difícil resistirse a buscar un segundo lugar en el mundo si se sigue a instagrammers como MinorityNomad que capturan la verdadera esencia de cada país que visitan; desde la cocina local a los músicos callejeros, pasando por los emprendedores autóctonos y el estilo de vida de los expatriados. Otros como Lebackpacker prefieren retratar la belleza y la soledad en la naturaleza a través de imágenes de paisajes serenos y equilibrados. Ambos estilos, a su manera, buscan capturar la autenticidad de una forma contemporánea, bella y natural.

Como resultado de todo esto, las imágenes de viajes cada vez están menos controladas por las compañías del sector turístico y cada vez más por viajeros que exploran los destinos a su aire, más allá de los caminos de siempre.

El incremento de los viajeros a los que les gusta disfrutar de la experiencia en solitario muestra que queremos desmarcarnos de lo masivo y sentirnos como verdaderos exploradores. Y cuando uno se lanza a la aventura llega a la conclusión de que un país es mucho más que su ciudad principal. En definitiva, el viajero moderno trata de conectar con los aspectos culturales que no figuran en las guías e incluso se siente libre de salirse de los planes y ataduras que lo impulsaron, en primera instancia, a hacer la maleta y emprender el viaje.

El meteórico auge del veganismo