Visibilidad LGBTQ+ ahora

Tendencias / Realidad
Flashpop
1145099279
Tristen Norman
jun. 18, 2021
La cultura pop siempre ha jugado un papel instrumental en el avance de la representación LGBTQ+ y, en este sentido, parece que en el último año las cosas han explotado de una manera significativa. Series como Twenties, Pose y L Word Generation Q+, realities como Legendary y Rupaul’s Drag Race, documentales como PRIDE, que pone el foco en la historia reciente de la lucha por los derechos LGBTQ+ en Estados Unidos, o Disclosure, sobre la representación trans en Hollywood, son prueba de ello. Parecería que no solo nos estamos moviendo hacia un panorama con más representaciones LGBTQ+, sino que también, en lo que se refiere a la comunidad queer, estamos yendo más allá de lo esquemático para ahondar en retratos cada vez más interseccionales.

Sin embargo, lo que parece una revolución en un tipo determinado de medio contrasta con la cruda realidad de la representación LGBTQ+ en otra clase de canales. En el marketing y la publicidad —dos de los vehículos más ubicuos y con mayor alcance para la narrativa visual—  la representación LGBTQ+ continúa siendo simbólica.
En el marketing y la publicidad —dos de los vehículos más ubicuos y con mayor alcance para la narrativa visual—  la representación LGBTQ+ continúa siendo simbólica.
En 2020, el Instituto Geena Davis analizó las propuestas del Festival Cannes Lions de 2006 a 2019, y encontró que solo el 1,8% de los personajes de los anuncios eran LGBTQ+. De manera similar, como proveedor de imágenes creativas para las marcas más importantes del mundo, descubrimos que menos del 1% de las imágenes descargadas el año pasado presentan historias o personas LGBTQ+.

Este nivel de invisibilidad del colectivo LGBTQ+ en la publicidad es alarmante. Las marcas juegan un papel instrumental en el impulso de la narrativa y se percibe que tienen una enorme responsabilidad de ser inclusivas en sus mensajes. De hecho, hemos sabido por nuestra reciente investigación de Visual GPS que en las zonas del mundo en donde hay más visibilidad LGBTQ+ en los medios, parece haber también un descenso correlativo de la discriminación a la que se enfrenta la comunidad LGBTQ+.
La pregunta es: ¿por dónde empiezan las marcas?

La visibilidad es solo la mitad del trabajo. A medida que incorporamos cada vez más a personas de la comunidad LGBTQ+ al centro de la narrativa visual, también necesitamos asegurarnos de que evitamos las representaciones estereotipadas y unidimensionales. Hay personas LGBTQ+ de todos los orígenes étnicos, de todas las edades, capacidades, clases, tallas, religiones, afiliaciones y culturas. Y la representación de esta comunidad no solo implica la diversidad de orientaciones sexuales, también engloba las diferentes identidades y expresiones de género. Cada una de estas intersecciones de la identidad, da forma e influye en la realidad de una persona LGBTQ+ en multitud de frentes y puede incluso agravar sus experiencias de discriminación.
La visibilidad es solo la mitad del trabajo. Necesitamos asegurarnos de que evitamos las representaciones estereotipadas y unidimensionales.
Lo que hemos aprendido en nuestro trabajo es que la discriminación moldea la experiencia y las experiencias impulsan la cultura que nos rodea, la cual sirve de correa de información para los medios y sus representaciones. Cuando las comunidades experimentan sesgos, prejuicios o incluso violencia en base a ciertos aspectos de su identidad, esos mismos sesgos se pueden mostrar en la cultura y, a su vez, en las representaciones en los medios. Por ello, no se trata solo del hecho de la representación, también es el cómo. El poder de una imagen auténtica radica en su capacidad para representar a las personas de manera genuina y, a su vez, promover una mayor aceptación y comprensión.

No es poco el trabajo que queda por delante. Las marcas tienen un papel muy importante que desempeñar en la mejora de la representación de la comunidad LGBTQ+ en el marketing y la publicidad. Pero no tienen que hacerlo solas o sin apoyo. Hemos creado nuestra Guía LGBTQ+ para la narrativa visual inclusiva para proporcionar una orientación clara a las marcas, agencias y creativos que tengan el objetivo de poner a la comunidad LGBTQ+ en el primer plano del marketing y la publicidad de manera auténtica e inclusiva. No esperemos más. El tiempo de visibilizar a la comunidad LGBTQ+ en la publicidad es ahora. ¿Te unes a nosotros?
Cómo la discriminación está impulsando la inclusión