Viajes LGBTQ+

Tendencias / Realidad
Klaus Vedfelt
857308114
Rachel Brinton Matthews
jun. 4, 2019
Según el Segundo Informe Global sobre Viajes LGBTQ+ de la OMT y la IGLTA, la comunidad LGBTQ+ es un colectivo muy importante para el turismo, y no solo porque sus miembros viajen habitualmente, sino porque cuando lo hacen suelen tener hábitos de gasto superiores a la media. Si a esto se le unen los cambios sociales y legales relativos a los derechos LGBTQ+ que se están llevando a cabo en muchos países en este momento, no es de extrañar que, a la par, veamos un aumento significativo en los productos de viaje diseñados específicamente para este grupo demográfico.

Conocer la situación social y legal de un país antes de viajar a él es un paso extra casi obligatorio para la mayoría de los miembros de la comunidad LGBTQ+. En este sentido, la seguridad que ofrecen compañías de viajes como VACAYA o Out Asia, tanto por su experiencia como por sus tours a medida, proporciona tranquilidad y garantiza compañeros de viaje con ideas afines. Y ya sea que se trate de un viaje en grupo como de una aventura mochilera en solitario, estas agencias saben cuáles son las necesidades de viaje específicas para esta comunidad y ofrecen soluciones a medida.

Pero no solo hay compañías de turismo con destinos al uso; si se buscan viaje únicos y extravagantes, iniciativas como Kesha Cruise promueven ‘paseos extraños y maravillosos por el arco iris’ para el público queer y allegados, asegurando que no falte el brillo y ni el glamour durante la travesía, todo ello en un entorno seguro para que cada cual se exprese con libertad. En un mundo en el que hay países en los que la homosexualidad sigue siendo ilegal y los crímenes transfóbicos se producen a un ritmo alarmante, el aval de una figura del pop tan famosa como Kesha sirve como una auténtica garantía.

Las organizaciones oficiales de turismo también están viendo el impacto positivo del turismo LGBTQ+ para la economía de los lugares que visitan. Y no lo desaprovechan. La campaña ‘Ireland say YES to love’ (Irlanda dice sí al amor) se lanzó justo un día después del histórico referéndum que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, y alentaba a parejas LGBTQ+ de todo el mundo a visitar el país y celebrar su amor. Y el pasado año, Las Vegas, uno de los lugares más populares del mundo para dar el ‘sí, quiero’, lanzó una campaña inclusiva LGBTQ+ mostrando que la historia romántica de novia, novio e imitador de Elvis no es la única posible en la ciudad del juego.

La fotografía, omnipresente en el sector de los viajes, suele hacer foco en increíbles imágenes de playas bañadas por el sol y en entornos urbanos llenos de vida, ya que funcionan muy bien para capturar la atención a primera vista. Y esto es también válido y extensible para el turismo LGBT+. Incluso hasta tiene un plus en este caso, porque el publico se sentirá más seguro al ver que ese ‘camino ya ha sido recorrido’, lo cual puede indicar que ahí la comunidad LGBTQ+ es bien recibida.
#lascanasnoimportan