El meteórico auge del veganismo

Tendencias / Bienestar
d3sign
641728098
Kate Rourke
ene. 23, 2019

En el 2018 vimos como despuntaba el veganismo. Y en 2019 sigue creciendo, extendiéndose más allá de una dieta saludable de frutas y vegetales para englobar un estilo de vida que abarca un abanico muy amplio de consumo: ropa, maquillajes, accesorios, artículos para el hogar, productos para el cuidado de la salud y mucho más.

La cada vez más frecuente aparición en los medios de personajes famosos contando o mostrando que han adoptado una dieta vegetal, sin duda, ha ayudado a impulsar esta tendencia y a transmitir la idea de que lo saludable y lo cool van de la mano. Y son muchas las marcas que se han adherido a la “causa”. La cadena Sainsbury’s (en el Reino Unido) ha lanzado una línea de maquillaje vegano y Kat Von D Beauty anunció que reformularía todos sus productos para que fueran veganos. Las lista veggie es amplia. Cadenas de restauración como Pizza Hut y Pret A Manger ofrecen menús veganos; supermercados como Tesco o Carrefour tienen lineales dedicados a esta opción; Beyond Burger (una hamburguesa 100 % vegetal) se vende en Target, y los festivales gastronómicos en torno a las verduras florecen en todas partes del mundo. El veganismo ha dejado de ser cosa de unos pocos.

Lo que vemos en las representaciones visuales es que hay una expansión que traspasa los símbolos trillados del veganismo: las ensaladas, vegetales, frutas y las personas con aire “hippie” han quedado anquilosadas. Ahora lo que se busca es salirse del cliché; mostrar la diversidad que hay en torno a este movimiento y también cómo todo ello va más allá de la comida. En definitiva, las imágenes reflejan estilos de vida de una manera más integral. El veganismo es una práctica que defiende el bienestar animal y tiene muy en cuenta el impacto de las acciones individuales en el medioambiente. De alguna manera, para los que lo practican, el veganismo es una brújula moral, personal e intransferible cuyo norte no es solo el interés personal, sino también el bien del planeta.

 

El bienestar no tiene edad